ARMARIOS ULTRA

El armario Syncro Ultra para furgonetas es totalmente modular: la doble trampilla con llave cierra un interior totalmente personalizable con elementos horizontales o componentes específicos para armarios.

 

Armario con doble puerta y cerradura

 

 El armario para furgonetas Syncro Ultra cuenta con una estructura modular en acero de alta resistencia y aluminio. Para montarlo se necesitan: dos costados estándar, un bastidor frontal con puertas y cerradura, una pareja de cierres superior e inferior y un cierre posterior.

El armario Ultra se distingue por una serie de peculiaridades:

  • doble puerta frontal: de este modo la apertura de las puertas requiere un espacio en profundidad muy reducido, y el armario puede instalarse en cualquier posición del equipamiento;
  • cerradura con doble cerrojo: el cierre reforzado es una protección antirrobo y permite colocar en el interior objetos de valor de forma más tranquila;
  • las boquetas de ventilación presentes en el cierre posterior aseguran la ventilación del receptáculo cerrado, evitando problemas de depósitos de humedad y malos olores.

Ya que las medidas de los costados son estándar, el armario puede colocarse al lado, encima y por debajo de cualquier otro elemento del mobiliario y el interior puede personalizarse completamente con otros elementos horizontales (cajones, repisas, contenedores de plástico, trampillas).

Dotar con accesorios el interior del armario

Equipar con accesorios libremente el interior del armario te garantiza una amplia variedad de opciones de uso. Algunos ejemplos:

  • ningún accesorio. Así el armario se convierte en un verdadero almacén, donde guardar cajas con recambios o partes de equipos.
  • Con barra para colgar indumentos y repisas. Transformar en bargueño un armario para los indumentos de trabajo y el calzado anti accidentes es un modo para mantener siempre ordenado el receptáculo de carga y tener un cambio limpio al final de las intervenciones.
  • Con una combinación totalmente personalizada entre cajones, estanterías y contenedores de plástico: así el armario se convierte en almacén para herramientas, equipos y cualquier otro material de consumo que se desee proteger de miradas indiscretas, polvo y suciedad.